Consejos para afeitarse con una máquina de afeitar eléctrica

Mantener un buen aspecto físico es indispensable en todo momento, pues la presentación siempre dará mucho de qué hablar.

En este sentido, para muchas personas la apariencia física es su fuerte y pueden mantenerse bien si cuentan con un instrumento que les dé una buena afeitada.Todo depende siempre de cada personalidad, algunas personas prefieren la hojilla y otras las máquinas desechables. Sin embargo, la gran mayoría ha decidido dar el paso y probar la máquina de afeitar eléctrica. Si tú también lo has hecho, aquí te proporcionaremos los mejores consejos que te serán muy útiles para sacarle el mejor provecho a este tipo de afeitadora.

No le hagas tanta presión a la máquina

Las afeitadoras eléctricas son máquinas que han sido cuidadosamente diseñadas para eliminar con eficacia los bellos no deseados, así que no hay necesidad de que hagas tanta presión contra tu piel al momento de la afeitada, de hacerlo, lo más probable es que consigas lastimarte. Desplázala con suavidad por donde necesites, y ten en cuenta que muchas de las afeitadoras eléctricas poseen una especie de palanquita con la cual podrás graduar las hojillas a la altura que quieras para obtener el resultado que más te guste.

Elige la velocidad adecuada

No creas que por pasar la máquina más rápido vas a obtener un corte más rápido. En realidad la afeitada se torna menos efectiva ya que las cuchillas no cortan lo suficiente en pasadas veloces. Así que baja la velocidad y realiza pasadas suaves, de esta manera obtendrás un mejor corte. En caso de que haya quedado algún exceso, pásala de nuevo.

Tómate tu tiempo, lo ideal es que quedes bien. Por eso toma una media hora de un rato libre para hacerlo, puede ser en la mañana antes de la ducha para ir al trabajo.

Usa ambas manos

Trata de realizar la afeitada con las dos manos en la medida que puedas, al final con la práctica verás que se hace más fácil y llegarás a las zonas que necesitas. Ten en cuenta que al principio lo harás mejor sólo con tu mano guía, dependiendo si eres diestro o zurdo, pero practicando lograrás hacerlo con ambas.

Estira la piel

Existen técnicas que puedes probar y que son muy eficaces si se trata de eliminar el vello por completo. La primera consiste en estirar la piel. Utiliza la mano que tengas libre y estira la zona donde quieras rasurar, de esta manera las hojillas podrán llegar con mucha más facilidad al vello. Usar este método es efectivo y más cuando se trata de la zona del cuello. De igual forma trata de hacerlo si ejercer tanta presión, recuerda que puedes irritar tu piel por el raspado causando dolor y enrojecimiento.

Otra técnica es hacer las pasadas a contra pelo. Observa de qué manera crece el vello en las zonas de tu cara, hacia qué dirección sale y de esta manera realiza las pasadas en sentido contrario hasta que ya no queden vellos.