Blog

¿Por qué elegir una máquina de afeitar eléctrica con una máquina de afeitar manual?

Lo normal es tener en casa un solo tipo de máquina de afeitar. Sin embargo, ello no implica estar en lo correcto. Actualmente resulta más ventajoso y eficaz tener a la mano tanto una máquina de afeitar eléctrica como una manual. Ambos aparatos son excelentes y brindan resultados maravillosos de forma independiente. Pero indudablemente al mezclar ambos, el afeitado será mucho mejor.

Máquina de afeitar eléctrica vs máquina de afeitar manual: la dupla perfecta

Como mencionamos hace un momento, usar cada máquina de afeitar de forma independiente, no está mal. Pero el efecto que se espera conseguir empleando los dos instrumentos es aún más satisfactorio y cautivador. Conoce todo lo que te puede brindar estos excelentes aparatos de afeitado y comprueba que vale la pena tenerlos en casa.

Rapidez:

No hace falta mucha preparación ni pasar varias horas arreglando todo para conseguir un afeitado al ras. Sólo debes tomar tu máquina de afeitar eléctrica y comenzar a afeitar directamente las zonas que desees. Tampoco se trata de ir con prisa, recuerda que el afeitado debe hacerse con cuidado para evitar complicaciones.

Comodidad:

Por lo general, una máquina de afeitar eléctrica brinda más tranquilidad y confort. Además evita los típicos y numerosos cortes en la piel, disminuyendo considerablemente la irritación de la misma. Dile adiós a los vellos encarnados y no te preocupes si cuentas con una piel sensible, pues las afeitadoras eléctricas no producen esos daños.

Inversión:

El precio ciertamente frecuenta ser bastante elevado, pero es sólo el coste que deberás pagar por la adquisición de la máquina, el cual será una vez cada varios años. Al tiempo notarás que la compra del aparato es una de las mejores inversiones que has hecho. Cabe destacar que el tiempo de vida de la máquina dependerá de la marca y calidad. Casi siempre suelen durar varios años, incluso muchos. Sin embargo, será necesario sustituir las cuchillas y hojas. Te sugerimos hacerlo una vez al año.

Cercanía:

Las máquinas de afeitar manuales siempre garantizan un afeitado más cerca de la piel. Esto es algo que no sucede ni siquiera con las máquinas de afeitar eléctricas en cualquiera de sus versiones, es decir, independientemente de si es una máquina de cartucho o de doble cuchilla, nunca, o por lo menos hasta el momento, podrá producir un resultado agradable.

Económico:

Hablar de máquinas de afeitar manuales implica resaltar lo baratas que son, con exactitud aquellas que son de doble filo o que usan sólo una hoja. Asimismo, son nítidas y tienden a conservarse por un largo tiempo.

Por otro lado, es importante dejar claro que tanto la máquina de afeitar eléctrica como la manual, tiene sus desventajas. En efecto, si cada una se usa por separado, los contras que puedan tener serán más visibles. En cambio, si ambas están disponibles en casa, no hay de qué preocuparse ya que sólo es cuestión de elegir la ideal según la ocasión y las circunstancias de tiempo, modo y lugar.